¿Qué son las bebidas energizantes? efectos en el organismo

Las bebidas energizantes o energéticas son desde hace muchos años refrescos que han invadido el mercado y el uso que se le da va más allá de tener un poco de energía adicional.

Lo cual también habría que tomar con cautela ya que no todo lo que se dice de estas bebidas es cierto, incluso una persona sedienta pueda beber estos refrescos y saciar su sed sin necesidad de sentir los efectos.

Otras personas sí, depende de cómo reaccione cada organismo a los estimulantes que tienen estas bebidas.

En Europa están desde poco más de 20 años, no hablaremos de marcas, pero seguro ya muchos conocen a las más populares, lo que tienen estas bebidas energizantes es cafeína como ingrediente.

Algunas de ellas también tienen taurina, azúcar, estas sustancias no son saludables, puede que ocasionalmente ayuden, pero no es para nada recomendable ser asiduos a beber estos refrescos, vamos a revisar un poco más sobre sus efectos en nuestro cuerpo.

Efectos principales de las bebidas energizantes

O podríamos llamarles también «efectos primarios» los que aparecen a los pocos minutos de haber consumido una de estas bebidas energizantes.

Debido a los componentes que indicamos antes, es decir, la cafeína, la taurina, el azúcar, lo que pasa con el cuerpo en primer lugar es que aumenta el ritmo cardíaco, se eleva a un punto peligroso, depende de la cantidad.

No pasa nada riesgoso si bebemos solo un sorbo, pero su bebemos una o dos botellas enteras estaríamos poniéndonos en riesgo.

Tal vez no arriesgue nuestra salud de forma radical en un primer momento, los efectos sí son inmediatos, pero el daño puede notarse progresivamente.

Si abusamos de las bebidas energizantes estaríamos exponiéndonos a arritmias, fibrilación auricular, algunos especialistas señalan que también está ligado a infartos del miocardio.

Personas con mayor riesgo al consumir bebidas energizantes

Son de alto riesgo y por esa mima razón deberían evitar consumir estas bebidas energizantes.

Existe una costumbre desde hace mucho tiempo que hace que personas con cierto tipo de trabajos o actividades suelen consumir estas bebidas.

Eso hace que tengan un riesgo mayor de padecer enfermedades a causa de los ingredientes de estas bebidas.

Son los choferes de camiones, suelen beber muchas cantidades de bebidas energizantes debido a que necesitan estar alertas y despiertos al conducir largas rutas.

Sobre todo teniendo en cuenta que sus turnos de trabajo es por las noches y madrugadas, lo mismo pasa con personas que trabajan en turnos de noche en fábricas o en seguridad.

Otro grupo de riesgo son los jóvenes estudiantes ya que pasan largas horas en las noches y madrugadas bebiendo bebidas energizantes.

Otro grupo que está en alto riesgo de sufrir efectos nocivos son mujeres embarazadas y niños.

La cafeína es un estimulante que en grandes cantidades como las que tienen estas bebidas energizantes puede causar nervios y mucha ansiedad.

También insomnio e irritabilidad.

¿Son realmente peligrosas las bebidas energizantes?

Tampoco es correcto satanizar a las bebidas energizantes, ya que bajo esa lógica tendríamos también que condenar el consumo del café o incluso el té (contiene teína).

Si consumimos una lata de bebida energizante y somos saludables, no tenemos ninguna enfermedad o alguna condición médica, probablemente no pase nada más allá de refrescarnos.

El problema radica en el consumo excesivo, además, es también necesario mencionar que una sola lata de bebida energizante de 500 mililitros tiene 55 gramos de azúcar y 160 miligramos de cafeína.

Respondiendo a la pregunta planteada, en bajas cantidades no es peligroso beber estos refrescos, pero hay que recordar que podemos obtener energía de otras fuentes.

Durmiendo nuestras ocho horas, alimentándonos bien, haciendo ejercicios, cuidándonos en nuestros hábitos alimenticios y evitar exigirnos demasiado, no haría falta las bebidas energizantes.

Pero ciertas situaciones nos llevan a tener la necesidad de consumir bebidas energizantes, estar despiertos si hemos tenido una noche extenuante o si no hemos podido conciliar el sueño.

La cafeína en dosis muy moderadas pueden incrementar nuestro estado de alerta y nuestra concentración.

Físicamente puede darnos algo más de resistencia y energía, pero repetimos lo anterior, con una sana alimentación y un buen descanso no sería necesario el consumir estas bebidas.

Efectos de las bebidas energéticas en altas cantidades

Si te excedes en las cantidades lo que puede pasar, además de lo que ya mencionamos al principio es que estarás muy nervioso.

Habrá una producción mayor de adrenalina, por lo tanto estarás más activo e irritable, es contraproducente con respecto a las horas de descanso ya que provoca insomnio.

Puede provocar deshidratación ya que estás más activo y hay más ganas de orinar, a su vez puede provocar ciertos trastornos gastrointestinales.

En casos severos, cuando llevas ya un tiempo consumiendo bebidas energizantes puedes llegar a padecer úlceras.

Bebidas energizantes y el azúcar

La mayoría de riesgos que mencionamos sobre las bebidas energizantes tienen relación con la cafeína.

Sin embargo, también hemos visto que su alto contenido en azúcar puede provocar efectos para nada deseados.

El azúcar tanto en bebidas energizantes como en bebidas gasificadas provoca aumento de peso, también aumentan el riesgo de caries.

Las personas que consumen este tipo de bebidas se vuelven más tolerantes a la insulina lo cual puede traer varios problemas a la salud.

El alto contenido de azúcar hace que el riesgo de accidentes cardiovasculares, hay un riesgo alto de elevar la presión arterial.

Riesgos de consumir energizantes y alcohol

Este es otro aspecto importante y delicado, ya que desde hace varios años se ha vuelto una especie de moda el beber bebidas energizantes en combinación con el alcohol.

Incluso se han llegado a crear tragos y cócteles mezclando ambas sustancias, lo cual tristemente trajo desenlaces fatales varias veces.

Hay que recordar que el alcohol es un depresor del sistema nervioso, es relajante, sus efectos son relajantes y por eso es que nos desinhibimos bajo sus efectos.

Por el contrario, las bebidas energizantes tienen un efecto estimulante.

Lo que tenemos aquí es que los efectos del alcohol no serán visibles, es una especie de protección que no devela el estado de embriaguez.

El gran peligro radica en que esa aparente sobriedad y vigorosidad no permite tener un control de la cantidad de alcohol que se consume.

Podremos sentirnos alertas y activos, pero las cantidades de alcohol en la sangre van en aumento y si no se desencadena algún problema cardíaco al momento.

Los daños pueden darse gradualmente con el paso del tiempo.

Hablamos de problemas graves al hígado, cirrosis, hígado graso; si queremos prever un escenario delicado a corto tiempo.

Lo que puede pasar es que la combinación puede ser muy dañina para el corazón, el hígado y todo el organismo.

Como conclusión y a fin de no dejar la impresión de estar satanizando este tipo de bebidas, no son malas, siempre que se consuma en cantidades moderadas.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x