El problema de los alimentos ultraprocesados

Antes de entender cuál es el problema de los alimentos ultraprocesados, hay que tener claro a qué nos referimos cuando hablamos de este tipo de alimentos.

Básicamente se trata de alimentos que han pasado por un proceso de elaboración utilizando ciertos ingredientes adicionales, es decir, no son alimentos que mantengan su pureza tal cual.

Por esa razón se les llama procesados o en este caso «alimentos ultraprocesados» ya que están listos para el consumo, tienen elementos que les permiten preservarse por más tiempo y tener sabor.

No es ningún secreto el hecho de que no son saludables, tampoco significa que nos vaya a causar un daño severo si consumimos un alimento de este tipo una vez al mes.

Sin embargo, más allá de eso, sí representan ciertos aspectos negativos y es por esto que las regulaciones han aumentado.

Las campañas que motivan a las personas a seguir dietas sanas son cada vez más; estos alimentos no están prohibidos.

Sin embargo, es cada vez más frecuente ver en sus empaques sugerencias o directamente advertencias sobre su consumo continuo.

¿Qué efectos negativos traen los alimentos ultraprocesados?

Hay que entender que cuando hablamos de alimentos ultraprocesados hablamos de cosas que se comen al instante, muchas veces se tratan de snacks.

Más adelante detallaremos los productos que entran en esta categoría, ahora nos enfocaremos en los problemas o consecuencias que acarrean este tipo de alimentos:

  • Obesidad: este tipo de alimentos al ser de alto contenido en azúcar y grasas aumentan el riesgo de padecer de obesidad y más si su consumo es continuo.
  • Problemas cardiovasculares: siguiendo la línea del sobrepeso, esto conlleva también a un riesgo mayor de enfermedades cardiovasculares.

Hay mayor probabilidad de desarrollar enfermedades como la arterioesclerosis, hipertensión, aumento en el riesgo de accidentes cardiovasculares.

  • Subida en los niveles de colesterol: de por sí estos alimentos contienen altos niveles de grasa, pero es también por el azúcar que contienen.

El consumo frecuente de alimentos ultraprocesados aumentan los niveles de colesterol y glucosa en la sangre lo que trae un mayor riesgo de padecer enfermedades como las mencionadas antes.

  • Anemia: esto ocurre cuando se consume más este tipo de productos en lugar de alimentos caseros.

Los niños son muy propensos a caer en esto ya que suelen pedir muchos dulces y chocolates, al estar llenos prefieren ya no cenar o dejan la comida hecha en casa a medias.

Sin embargo cualquier persona puede padecer anemia si consume más alimentos ultraprocesados que alimentos preparados en casa.

  • Diabetes: como vimos antes, los alimentos ultraprocesados tienen alto contenido de azúcar por lo que su consumo continuo aumenta el riesgo de padecer de diabetes.

Sobre todo la Diabetes Mellitus tipo 2, los ingredientes de estos alimentos provocan un cambio drástico en el metabolismo lo que es un factor que incide en el desarrollo de diabetes.

  • Adicción: los alimentos ultraprocesados pueden generar dependencia psicológica, no tanto física aunque sí aumentan el riesgo de obesidad.

Esta adicción es más frecuente en niños, sobre todo en el consumo de dulces, esto a su vez puede traer otras complicaciones a la salud.

  • Cáncer: existen productos que tienen como ingredientes sustancias que pueden aumentar el riesgo de desarrollar algún tipo de cáncer.

Por esta razón es importante evitarlos y en su lugar elegir frutas, verduras, cereales, es decir, cambiar la alimentación evitando los productos procesados.

Lista de alimentos ultraprocesados

Hay una lista de alimentos ultraprocesados, no una oficial, depende de las autoridades sanitarias de cada país el elaborar una lista.

Pero debemos recalcar que no se trata de prohibir, sino de reducir el consumo.

Tampoco es sumamente necesario llevar una lista con nosotros, podemos identificar los alimentos ultraprocesados por sus ingredientes y porque básicamente están listos para consumir.

Esta no es una lista oficial, pero sí incluiremos los productos más comunes dentro de esta categoría y que como volvemos a repetir, es importante moderar su consumo:

  • Bebidas gaseosas.
  • Chocolates, dulces, snacks.
  • Galletas y productos de repostería.
  • Mantequillas, margarinas, cremas para untar en el pan.
  • Cremas o salsas que normalmente se preparan en casa, pero en este caso se denominan «instantáneas».
  • Las sopas instantáneas.
  • Frituras, carnes precocidas.
  • Salchichas y embutidos en general.

En esencia, estos son los productos que entran dentro de la categoría de «alimentos ultraprocesados».

Definitivamente hay más, pero vendrían a ser productos similares o derivados de los que hemos mencionado.

Además, con esto ya podemos tener una idea clara para identificar estos alimentos, es inevitable incluir uno o varios en nuestra alimentación diaria.

Lo recomendable es reducir esas cantidades y de ser posible quitarlas ya que a largo plazo es contraproducente.

¿Por qué los alimentos ultraprocesados saben tan bien?

Esto básicamente es por los saborizantes que tienen, el problema es que estos ingredientes son químicos.

Es decir lo que producen es algo artificial, es solo una sensación, por ejemplo cuando comemos una galleta con sabor a chocolate.

Realmente no estamos comiendo galleta con chocolate, solo se percibe el sabor debido al saborizante y al azúcar.

Estos químicos tienen propiedades organolépticas, en otras palabras estimulan el hambre y las ganas de comer los productos se intensifican.

Esto junto con la publicidad tan frontal que tienen en todos los medios hacen que sepan bien y sobre todo se vendan bien.

Además, ese mismo proceso químico hace que mientras más alimentos de este tipo consumas, más necesitarás.

El cerebro de forma inconsciente empieza a desarrollar esa dependencia.

Obviamente no es la dependencia como la que generan los narcóticos, pero en la práctica son parecidas.

Esta sensación de placer, por citar un ejemplo, al comer un chocolate y no resistirse a otro es lo que hace tan atrayentes a los alimentos procesados y es necesario saber cuándo parar.

Recomendaciones para reducir el consumo

Ahora que tenemos más claro qué son los alimentos ultraprocesados y sus efectos negativos en la salud, veamos algunos consejos para reducir su consumo.

Hay que tener en cuenta que no siempre se puede identificar correctamente.

Usualmente en la nevera colocamos todos los alimentos sin ponernos a separar los orgánicos de los procesados.

En ese sentido lo primero que recomendamos es leer las etiquetas, allí está la información nutricional y si tienen químicos pues también se indicarán.

  • Hay que evitar llenar las alacenas y la nevera de bebidas o productos muy azucarados.
  • Es recomendable empezar una dieta saludable, empezar a comer más frutas y verduras.
  • Respecto a lo anterior, las frutas tienen un sabor dulce natural que es mucho más saludable que el de los alimentos ultraprocesados, así que no hay que pasar por alto eso.
  • Hacer ejercicios y deporte ayuda mucho, además beber agua, no jugos ni gaseosas.
  • El consumo de sal suele ser dañino y más si son de productos procesados.
  • Es bueno reducir el consumo de jamones y embutidos, gradualmente es posible.
  • Organizarse y hacer una lista de compras también ayuda.

En dicha lista hay que priorizar los alimentos de origen natural y orgánico, además de respetar esa lista al momento de hacer las compras.

  • Hay que tener mucha fuerza de voluntad.

Podríamos dar muchos consejos y recomendaciones, lo cual está bien, pero sin fuerza de voluntad no se puede hacer un cambio.

Tengamos en cuenta que se trata de nuestra salud, el cambio es progresivo, no se puede dar de golpe, pero es mejor empezar y tener determinación.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x